Noticias y entretenimiento de Río Cuarto

Cómo será la identificación de las víctimas del avión de Sol

Debido a que los cuerpos no pudieron ser reconocidos, especialistas en genética explicaron los pasos a realizar para identificarlos.

La identificación de las 22 víctimas del avión de la línea Sol en Río Negro será una tarea difícil, ya que, de acuerdo a la declaración de los distintos profesionales que estuvieron en el lugar donde cayó la aeronave, los cuerpos “estaban desintegrados”.

En ese sentido, hubo 18 bolsas y no 22 debido a que los cuerpos estaban desintegrados.

Especialistas del Cuerpo Médico Forense de la Corte Supremadela Naciónserán los encargados de analizar a las víctimas.

“A partir de los restos, se busca hacer una identificación antropológica”, precisó Primarosa Chieri, médica genetista y legista de la Corte Suprema, en declaraciones a diario Clarín.

La especialista sostuvo que para poder identificar una víctima se utilizan diferentes métodos, pero lo primero es determinar el sexo a partir de los restos con los que se cuenta.

Posteriormente, se estudian las piezas dentales, y en ese caso los investigadores pueden pedir las fichas a los odontólogos de las personas que fallecieron. Por lo tanto, se comparan esos informes con los restos de dientes que puedan ser hallados.

Este método se realizó con las víctimas de la tragedia del avión de LAPA en 1999, en el que los 65 fallecidos pudieron ser identificados, a pesar que sólo el 25 por ciento de las fichas odontológicas estaban actualizadas, contó Chieri.

De todas maneras, muchas veces estos estudios pueden ser insuficientes.

Otra forma de reconocimiento puede ser por medio de las huellas dactilares. En ese caso se comparan las que poseela Policía Federal.

Este método, llamado dactiloscópico, se usó para identificar a las 23 víctimas de la explosión dela Embajadade Israel en 1992 y en 79 de las 85 muertos de la explosión enla AMIAen 1994.

Lee más  Mineros chilenos atrapados en una mina de cobre

Sin embargo, Chieri aclaró que “es un estudio muy útil, pero puede ser limitado cuando las víctimas fallecieron por carbonización tras un incendio a una explosión”.

Entonces, cuando los restos quedan muy deteriorados los estudios tardan más y se emplea el estudio de ADN, que es la molécula portadora de la información genética.

Para ello, se convoca a los familiares para que aporten una prueba de sangre.

El director del laboratorio de inmunogenética de la Fundación Favaloro, Eduardo Raimondi, explicó que de esa manera puede establecerse “la probabilidad de que determinados restos sean de las víctimas”.

De todas maneras, a pesar de los avances tecnológicos no siempre se puede llegar a reconocer a las víctimas.

En el atentado a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001 en los Estados Unidos se recolectaron 20.000 piezas de restos humanos, pero hasta el día de hoy no pudieron identificar a todos los fallecidos.

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...