Noticias y entretenimiento de Río Cuarto

Manzana 48: Lo que pocos saben del saneamiento del predio de la ex aceitera

Entre negociados y algo más, el Municipio decidió rescindir de los servicios de una empresa y contratar los servicios de otras dos. Informes, advertencias y varias notas elevadas al Municipio fueron el principio del fin para el trabajo de la Asociación de Remediadores Ambientales.

La intervención de diversas empresas en el saneamiento del predio ha sido controvertida desde todo punto de vista. RioCuartoInfo.com.ar tuvo acceso a una serie de informes que, en su momento, había presentado la Asociación de Remediadores Ambientales AMBAR al Municipio.

Ambar fue la primera organización que estuvo trabajando en el predio de la ex oleaginosa y que, sin muchas vueltas, fue “despedida” por el Municipio y en su lugar ingresaron dos empresas: Hierro y Rueda S.A e Indarsa. La primera, según el Municipio, ahora está encargada de desmantelar y desguazar la estructura y demoler la construcción y la segunda de realizar la descontaminación.
El convenio con estas dos empresas se realizó directamente gracias a un documento, firmado por representantes del peronismo –que participan de la Comisión de Seguimiento de la ex aceitera- que le permitió al Intendente Jure contratar de manera directa a estas dos empresas. Incluso, el Concejo Deliberante tardó casi una semana para avalar el contrato que vincula al Municipio con estas dos empresas, lo que desató, en aquel momento -9 de noviembre- un encontronazo entre los bloques opositores del Encuentro Ciudadano y el PJ.

Ese mismo día, el concejal Scoppa dijo que “nos dicen que Hierro y Rueda no va a cobrar un solo peso, sino que se va a llevar lo que esté adentro de la ex aceitera ¿Pero cómo saben cuánto cuestan los bienes si no se hizo ningún inventario?”.

En orden cronológico, Ambar fue la primera firma que intervino en el saneamiento de la manzana 48. Claudia Bringas, del interbloque, recordó -con respecto a la polémica por el convenio con Hierro y Rueda e Indarsa- que lo mismo se dijo en junio, cuando se contrató a la firma Ambar, que cobró 225 mil pesos pero se terminó yendo sin hacer los trabajos. En cambio, desde la empresa, afirman que les cerraron la puerta con candado y no le permitieron el ingreso al predio, situación que fuera constatada por una escribana pública.

Hasta aquí, idas y vueltas. Cero soluciones concretas. Pero, un grupo de informes, elevados por Ambar al Municipio advirtieron sobre el riesgo de derrumbe y la peligrosidad que representaba para los especialistas de la firma instando a la demolición de parte de la estructura. Estas advertencias no se escucharon, a Ambar se le bloqueó todo ingreso al predio y en su lugar ingresaron las dos empresas nombradas anteriormente, que avanzaron con la demolición del predio y la descontaminación.

Lee más  Asesinaron al cantante Facundo Cabral en Guatemala

Hierro y Rueda S.A, la empresa encargada actualmente de la demolición del predio, mantiene contrato -aún vigente- con Ambar, firmado el 7 de julio de este año. Ambar contrató a esta empresa para la realización de tareas de demolición en el predio, cuando la organización era la contratada por el Municipio.

Ambar había firmado un convenio de “Compromiso de Asistencia y Cooperación Técnica” (ver información complementaría) el 14 de junio de 2011, y había iniciado los trabajos en el predio el 27 de julio. Al día siguiente, el Técnico Ariel Rotger envió un informe que decía: “Mediante la presente se comunica que la construcción ubicada en la manzana 48 de la ciudad de Río Cuarto, provincia de Córdoba, ex aceitera ORC presenta diversas situaciones de peligrosidad en su interior, no permitiendo así el ingreso a la totalidad del edificio. En sectores se pueden ver debilitaciones en las estructuras, tales como rajaduras varias y pudrición en armaduras de vigas y columnas. También se pueden observar hundimientos en pisos y losas, cabreadas en estado deplorable, chapas colgando de techos y cabreadas (metálicas y de fibrocemento), elementos pertenecientes a la fábrica sueltos a gran altura y demás situaciones similares que se pueden corroborar mediante fotografías tomadas en el lugar el día de la fecha”. El 29 de julio, la Asociación envió una nota al secretario de Servicios Públicos Sergio Garnero, informándole que era imprescindible realizar simultáneamente los trabajos de descontaminación y demolición de la estructura dado el riesgo de derrumbe y a los fines de evitar la pérdida de vidas humanas. (Ver información complementaría)

El 3 de agosto, la organización elevó un tercer informe que volvía a hacer hincapié en la debilidad de la estructura: “En general hay gran cantidad de situaciones de peligrosidad para los operarios que puedan llegar a trabajar en el predio, por lo que es conveniente realizar varios desmontes de estructuras metálicas o chapas que están colgadas de endebles superficies, como así también un estudio mas detallado de las estructuras, ya que en varios lugares presenta armaduras en mal estado. También sería recomendable realizar el desmonte de cañerías y equipos en paralelo con la limpieza del contaminante suelto en el suelo, ya que por el deplorable estado de las aislaciones, al realizar el movimiento de las mismas se esparciría nuevamente el material por el entorno inmediato”, sostenía la primera parte del informe que, principalmente, mostraba imágenes que fueron analizadas y explicadas en el mismo.

Lee más  Estados Unidos espió 70 millones de llamadas en Francia en apenas un mes

De todos estos informes ninguno fue respondido, según informaron a RioCuartoInfo.com.ar desde el Área de Prensa de Ambar.

El informe concluye instando a que:
– Por lo expuesto se aconseja la realización de la demolición y descontaminación del amianto en forma conjunta.
– De ser posible primero demoler y proceder al sacado de chapas y desarme de estructuras metálicas.
– De tal forma se logrará un eficaz trabajo de limpieza total y descontaminación total de amianto.

Así se tira por tierra las versiones de que la organización no había realizado los trabajos, siendo que, en numerosas ocasiones, la misma advirtió que se realizara la demolición del predio para continuar con el trabajo de relevamiento para el que fue contratada.
La firma constató por medio de la escribana pública Estela María Carande (Reg. 676) junto a la Ingeniera Química María Cristina Giusti –contratada por Ambar el 4 de octubre- a cargo de las operaciones que se realizaban en la ex aceitera, que el día 14 de octubre, cuando se aprestaban a ingresar al predio para continuar con los trabajos, las puertas de ingreso estaban cerradas con candado desde el interior del lugar. (Ver Actuación Notarial, páginas 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7)

Mediante este acta, la Asociación Ambar finalizó el desarrollo de los trabajos, dejando constancia que fueron las autoridades quienes procedieron al desplazo de la firma mediante la prohibición de ingreso al predio de la ex oleaginosa.

¿Qué se oculta detrás de todas estas acciones?¿A quien se está beneficiando?

Informe exclusivo de la Redacción de RioCuartoInfo.com.ar. Continuará…

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...