Noticias y entretenimiento de Río Cuarto

El bolsillo "XL" de los riocuartenses

Esta consideración es la que parecen tener los funcionarios municipales con la economía de cualquier ciudadano. Cada vez que hay que ajustar números, el vecino es al que se ajusta.

Ya pasaron más de tres semanas de las elecciones municipales que coronaron a Juan Jure al frente del municipio por cuatro años más.

La muestra de confianza -y apoyo- que le brindó el 47% del electorado riocuartense es la que hoy comienza a caer.

Sólo 23 días después de una elección histórica, el gobierno de Jure salió a recortar gastos que nunca recortó ni cuidó. En esa “salida” no quedaron “titeres con cabeza”, porque para intentar escapar de la ajustada economía municipal encontraron un proyecto de nuevas tasas que despertó la ira de muchos vecinos.

En momentos en que ni el país, ni mucho menos la Provincia, pasan momentos agradables en sus finanzas, el municipio decidió apuntar al bolsillo de los riocuartenses; quizás los soldados de Jure consideran que el vecino riocuartense tiene un bolsillo “extra-large”.

Pero, analizando la situación legal en la que el gobierno local presentó el proyecto ante el Concejo Deliberante surge que en la Carta Orgánica Municipal se prohíbe la creación de cualquier tasa sobre servicios que el municipio no preste.

Es de público conocimiento que ni la telefonía ni los servicios de cable son prestados por el Estado municipal, de modo que, el proyecto representa una falta ante lo que reza la Carta Orgánica en su artículo 155.

Lo cual deja claro, no hace falta ser un especialista en el tema, que el proyecto es ilegal, siempre que sigamos lo que la Carta Orgánica expresa.

Lo cierto es que este gobierno está buscando alternativas para dar respiro a las finanzas municipales, pero como siempre sucede, las alternativas de los gobiernos de turno terminan sobre el bolsillo de la sociedad; que es quien debe hacerse cargo de los gastos innecesarios y de las políticas económicas mal implementadas.
Y también, es el vecino común quien debe afrontar con su bolsillo el millonario gasto realizado para la campaña política de las últimas elecciones.

Lee más  Llega el 25

Elecciones que todavía no terminaron, porque aún están pegados los afiches partidarios en muros de toda la ciudad. Una falta de respeto y una muestra más que visible del poco compromiso de las fuerzas políticas para con la sociedad.
A los partidos se les había otorgado un plazo de 15 días para retirar todo tipo de publicidad de la vía pública, ya han pasado más de tres semanas y todavía se pueden ver las promesas de campaña pegadas en las paredes. Ojalá que no sea así, que no sean promesas que quedaron pegadas. Jugar con las necesidades del pueblo es aberrante.

Damián Copetti
damian.copetti@gmail.com

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...