El triángulo de la seguridad vial

¿Porqué hay tantos siniestros viales?. ¿Qué podemos hacer nosotros para evitarlos?. Conozcamos en detalle cada elemento necesario para el correcto funcionamiento vial. Ayúdanos a educar para reducir el impacto de la siniestralidad vial en nuestro país.

Foto

La seguridad vial es el resultado de una relación armónica entre los componentes fundamentales del tránsito, que son los usuarios, los vehículos y las vías y su entorno.

Para lograr esta circulación segura deben darse algunas condiciones en cada elemento por separado pero, fundamentalmente, en su interacción.

Cada uno de estos factores tiene responsabilidad en los accidentes de tránsito, pero la mayor responsabilidad recae en el factor humano. ¡Ojo!, esto no significa que las personas sean las únicas responsables de los problemas de tránsito; las rutas, el clima y los vehículos también tienen su parte en esta problemática.

Factor Humano. Usuarios peatones, pasajeros y/o conductores deben conocer y cumplir con las disposiciones que rigen el tránsito; y es necesario evaluar su comportamiento en la vía pública, así como las condiciones psicofísicas y técnicas que hacen apto al conductor. Para conducirse en la vía pública sin ningún peligro la persona debe encontrarse en buenas condiciones físicas y psíquicas.

Ser peatones. Algunas recomendaciones:
● Cruzar por la senda peatonal. Si no hay senda peatonal, por las esquinas.
● Nunca confiar en la prioridad de paso que se tiene: en nuestro país es algo que muchos conductores desconocen.
● No cruzar a mitad de cuadra. Con esta actitud sorprenderá al automovilista que sólo espera el cruce de peatones por las esquinas.
● Estar atento cuando se vaya a cruzar la calle por delante de vehículos estacionados o detenidos. Tener en cuenta que la visual se ve restringida.
● Cruzar la calzada si no se aproxima ningún vehículo, no intentar cruces temerarios o corriendo.
● En los cruces peatonales, evaluar cuánto tiempo hace que el semáforo está en verde. Es muy riesgoso quedar en el cambio de señal en la mitad de la calzada.
● No soltar nunca a los niños en el momento de cruzar la calzada.
● Cruzar rutas de doble sentido de circulación es uno de los pasos más difíciles. Cerciorar varias veces de que no circule ningún vehículo en ambos sentidos.
● Transitar lo más cerca posible de la línea edilicia, nunca por el borde del cordón, y en lo posible en sentido contrario al tránsito.
● De noche y en lugares oscuros, hacerse ver: llevar elementos reflectantes sobre la ropa o una luz destellante que facilite su visualización.
● Prestar especial atención en los días de lluvia. Los conductores cuentan con una pobre visibilidad, producto del empañamiento de los vidrios.

Factor Vehicular. vehículos bicicleta, motocicleta y/o automóviles deben cumplir con las normas técnicas y encontrándose en buen estado de funcionamiento.

Los automóviles debe contar con una serie de requisitos de seguridad activa y pasiva para poder circular en perfectas condiciones por la vía pública. Se denomina seguridad activa al conjunto de dispositivos sobre los cuales el conductor puede actuar directamente, y está pensada para dar garantía del buen funcionamiento de un vehículo cuando está en movimiento: son los sistemas de frenado, suspensión, neumáticos, iluminación, etcétera. En cambio, la seguridad pasiva se define como aquella “encaminada a minimizar las consecuencias sobre el pasajero en caso de que se produzca un accidente” (Instituto Universitario de Investigación del Automóvil – INSIA). Estos dispositivos son: el cinturón de seguridad, el airbag o bolsa de aire, el apoyacabezas, entre otros.

También deben tenerse en cuenta los dispositivos de seguridad para las bicicletas y ciclomotores. Estos vehículos también deben contar con un óptimo estado de mantenimiento, fundamentalmente el sistema de frenado. El uso de casco es fundamental para ellos.

La mayor parte de las lesiones que sufren los conductores de ciclomotores y bicicleta en accidentes de tránsito se localizan en la cabeza: por ello el uso del casco es un requisito imprescindible para la seguridad. El casco disminuye la posibilidad de lesiones en la cabeza en un 85%.

Factor Ambiental. vías y su entorno (calles, rutas, señales) deben encontrarse en buen estado de conservación y correcta señalización.

Las señales de tránsito. Las señales viales son los medios físicos o de otro tipo (visuales, sonoros o manuales) empleados para indicar a los usuarios de la vía pública (peatones, pasajeros y/o conductores) la forma más correcta y segura de transitar y les permiten tener una información precisa de los obstáculos y condiciones en que se encuentran.
Un sistema unificado de señales de circulación conocido y respetado por todos en la vía pública es una de las principales herramientas para mejorar la circulación vial.

Estos elementos transmiten órdenes, advertencias, indicaciones u orientaciones, mediante un lenguaje de símbolos común para todo el país y de acuerdo a convenciones internacionales. En este sentido las señales sólo nos pueden transmitir su información si nosotros somos capaces de saber leer y comprender el significado de sus colores, formas, símbolos y dibujos.

De yapa. Te mostramos una imagen que incita a que todos tomemos la responsabilidad de conducir con precaución, protegiendo nuestras vidas y las de terceros. Recuerda que tus acciones hoy serán las que tus hijos tomarán mañana, enséñales no sólo a conducir un vehículo sino también a respetar su vida y la de otros.

Fuente: Río Cuarto Vial / Colección Educ.ar – Ministerio de Educación de la Nación

Tu opinión nos interesa

Importante:

Este es un espacio para el debate. Se publicarán todos los comentarios que, a favor o en contra de la publicación, sean respetuosos y no contengan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la legislación vigente.