Un conductor golpeó a un perro callejero y el animal volvió con su patota por venganza

La venganza ha sido extraña pero adecuada: el perro volvió con un puñado de amigos que se dedicaron a destrozar el coche, mordiendo los guardabarros y los limpiaparabrisas.
El conductor no se habría enterado de lo que estaban haciendo los perros si no fuera por un vecino alarmado que tomó fotos a los perros mientras se dedicaban a la tarea.

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...