Noticias y entretenimiento de Río Cuarto

"Es posible que las correcciones tarifarias afecten en el corto plazo el bolsillo de los argentinos"

Lo afirmó el ministro de Energía, Juan José Aranguren, quien también explicó que el Gobierno procurará que el impacto de la corrección cambiaria, tras el fin del cepo al dólar, sea el menor posible en combustibles.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, aseguró hoy que el Gobierno nacional procurará lograr un nivel de consenso y acuerdo que permita que la corrección cambiaria “impacte lo menos posible” en el precio de los combustibles.

“Ahora lo estamos discutiendo con las empresas del sector, con las provincias y lo haremos también con los sindicatos afectados”, indicó Aranguren en diálogo con radio Continental.

Por otra parte, consultado sobre el tiempo que demandará la corrección tarifaria en los servicios públicos, dijo que esa implementación “va a ser gradual” .

“Es posible que las correcciones tarifarias afecten en el corto plazo el bolsillo de los argentinos pero el objetivo es poder ordenar también el largo plazo. Hoy importamos energía en un país que le sobran los recursos, y sin embargo dependemos de recursos del exterior”, reflexionó.

En ese sentido, aseveró que en los cuatro años que duró el cepo cambiario la Argentina importó 22 mil millones de dólares en energía, “en vez de invertir en el país y poder producir los recursos que los argentinos tenemos”.

Describió que “la tarea de la corrección tarifaria se hará con cuidado. Vamos a evolucionar de un sistema en que el subsidio se aplicó a la oferta, a un subsidio para el que en verdad lo necesita. En caso de que tuviéramos un error sobre las personas que deben estar en este esquema, vamos a abrir un registro para considerar cualquier circunstancia”, aclaró.

“Si nos demoramos un poco es para poder tener un sistema que permita hacer efectivo lo que estamos diciendo”, dijo el ministro, y sostuvo que en el primer trimestre del próximo año “vamos a intentar empezar el proceso de corrección tarifaria”.

Lee más  Inauguraron una plaza por el Día Internacional de Lucha contra el Sida

Sobre la posibilidad de recibir una boleta de manera mensual y no bimensual, como ahora, comentó que “la primera pata de este
sistema energético es la capacidad que tiene la demanda del uso racional y eficiente de energía. Si se le da la capacidad de saber cuánto consume en un corto tiempo, mejores condiciones va a tener para hacer frente a ese uso. Con factura mensual uno puede reconocer costo de servicio”, indicó.

Aranguren dijo que el que está subsidiado es el gasoil para el transporte público de pasajeros. “Eso por el momento va a continuar. Es una discusión que tenemos con el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. Lo ideal es que en el largo plazo se reconozca el costo de producción”, estimó.

Respecto de que en los últimos años en la construcción de edificios se optó por sistemas de suministro eléctrico, indicó que “eso es por la distorsión de precios y costos relativos. El sistema más atrasado en tarifas es el eléctrico. Se construyen edificios en que todo el sistema de iluminación y calefacción es eléctrico, con lo cual la demanda de electricidad en los últimos años creció en forma exorbitante, más allá del crecimiento del PBI”.

Recordó que “en los 90 se le puso impuesto cero al gasoil durante cinco años. Se renovó el parque automotor y cuando se reconoció la realidad, los que compraron autos gasoleros debieron sufrir las consecuencias. Este es el mismo caso. Tenemos que aprender la lección”, indicó.

Al preguntársele si habrá cortes de electricidad en el verano, respondió: “Hemos discutido con las empresas distribuidoras Edenor, Edesur y con el Ente Regulador (Enre) para poder tener en la página web del Ente los cortes que se producen en forma intempestiva o anticipada. Lo que tenemos que hacer en el futuro es reducir la duración del corte a partir del uso adecuado de las cuadrillas de mantenimiento. También lo discutimos con el sindicato del sector”, detalló.

Lee más  Tres mil nuevos efectivos reforzarán la seguridad

Consultado sobre cuánto tiempo llevará normalizar la distribución de energía, dijo que “en electricidad debemos mejorar la calidad del servicio. Confiamos que a partir de las correcciones tarifarias, en los dos años de emergencia podamos ver mejoras en la calidad de servicio con cortes promedio de 6 horas por año como en el 2003, y no como en el año pasado que fueron de 33 horas por año por usuario. En gas, trataremos de traer la inversión que permita producir los recursos que el país tiene en vez de depender de la importación”.

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...