Liberaron a la argentina que estaba a punto de ser deportada

Daniela Vargas, que hasta hace una semana estuvo protegida por un programa de Obama para jóvenes indocumentados, fue dejada en libertad bajo una orden de supervisión.

Daniela Vargas, detenida por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en Jackson, Misisipi, tras hablar en una conferencia de prensa sobre la situación migratoria de su familia,fue liberada hoy según confirmó la cadena CNN.

Agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) habían detenido el 1 de marzo pasado a la joven indocumentada que estaba en proceso de regularizar su estatus y que acababa de denunciar en un acto la situación de su familia.

Vargas, que nació en Argentina y llegó a EEUU con siete años, fue arrestada de manera sorpresiva cuando los agentes interceptaron el vehículo con el que abandonó la rueda de prensa en Jackson (Misisipi), para llevarsela. “Ya sabes quienes somos y ya sabes por lo que estamos aquí, estás aquí (en EEUU) ilegalmente”, le dijeron los policías a Vargas, según relató su abogado.

Vargas se había beneficiado en el pasado del programa migratorio DACA impulsado por el expresidente Barack Obama para proteger de la deportación a los indocumentados que llegaron de niños al país, pero ese permiso le había vencido y estaba en proceso de renovación.

A los beneficiarios de ese programa se les conoce como “dreamers” o “soñadores” y alcanzan los 750.000 indocumentados.

La joven sufría por su situación desde que en febrero agentes del ICE irrumpieron en la vivienda familiar en Misisipi para detener a su padre Daniel (de 55 años) y a su hermano Alan (26), un pintor y un albañil.

Ese día, Vargas fue retenida por los agentes, que llegaron a esposarla mientras registraban la casa en busca de narcóticos o armas, aunque finalmente la dejaron en libertad.

El ICE justificó como “operaciones de rutina” las detenciones de los familiares de Vargas, que están retenidos en unas instalaciones migratorias en Luisiana a la espera de ser deportados a Argentina.

Lee más  Macri cuestionó que durante cinco años se generó "trabajo público inútil"

La familia había emigrado desde Córdoba (Argentina) en 2001 con un visado turista que expiró a los tres meses, aunque decidieron quedarse igualmente en Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió durante la campaña que los “dreamers” serían deportados igual que el resto de indocumentados que viven en el país (unos 11 millones), pero con el paso de las semanas ha ido moderando su posición. De hecho, los dejó afuera de su decreto migratorio firmado esta semana.

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...