style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-0712258878463207"
data-ad-slot="8604078576"
data-ad-format="auto">

IPEM 29, el día después

Como siempre, el día después todos los funcionarios tienen soluciones a los problemas de la gente.

Foto

Ayer, padres del IPEM 29 reclamaban ante las autoridades la falta de aulas para poder desarrollar las clases de sus hijos.
Pero como en todo lo que ocurre en nuestro país, hoy, el día después, diversos funcionarios salieron a dar soluciones inmediatas, soluciones que deberían haber llegado antes no después de que un grupo de padres amenace con cortar una ruta.
Lamentablemente, vivimos en un país donde los funcionarios -llámese concejales, intendente, gobernador- nunca tienen soluciones, trabajan y trabajan, pero nunca tienen soluciones; las tienen después de que la gente se cansa y opta por cortar calles, rutas o protestar de alguna manera para ser escuchados.

Es realmente desalentador que en el siglo XXI, y en nuestro país, se prioricen otras cosas antes que la salud, la educación y la pobreza. Sucede en todo el territorio nacional, sucede con todos los gobiernos -pasó con De La Sota, pasa con Jure, pasa con Schiaretti y seguirá pasando con cada uno que venga-, y aun mas desalentador resulta ver como después de amenazar con el corte de una ruta salgan todos de la cueva a dar soluciones.

Al panorama desalentador, se le suma lo lamentable, lamentable de que la gente tenga que amenazar para que algún funcionario de medio pelo los escuche cuando deberían estar dando soluciones todo el tiempo, porque para eso uno los elige, ¿no?; para eso uno paga los impuestos, ¿no?.

Y ahora, lo mas lamentable, todo esto sucedió con una institución publica y del Estado; el gobernador Schiaretti se jacta de decir que la educación en Córdoba es de primer nivel y tenemos escuelas en las que los chicos tienen clases en condiciones inhumanas, excelente la educación de primer nivel, ¿no le parece?.

Un tema que da para debatir largo y tendido socialmente hablando; en lo que respecta a lo político es hora de que nuestros funcionarios dejen de dar discursos, porque todavía no se comprobó que las palabras solucionen los problemas económicos y sociales de la gente.

Damian Copetti – Opinión. Staff RioCuartoInfo.com.ar



style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-0712258878463207"
data-ad-slot="3446389771"
data-ad-format="auto">

Tu opinión nos interesa

Importante:

Este es un espacio para el debate. Se publicarán todos los comentarios que, a favor o en contra de la publicación, sean respetuosos y no contengan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la legislación vigente.