Noticias y entretenimiento de Río Cuarto

Se crearon ocho nuevos institutos de investigación entre la UNRC y el CONICET

Educación

La Universidad Nacional de Río Cuarto y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas firmaron este martes un convenio marco por el cual se crearon ocho nuevos institutos de investigación de doble dependencia.

Lo hicieron respectivamente a través de su rector, Roberto Rovere, y su presidente, Alejandro Ceccatto, en un acto que tuvo lugar en la sala Pereira Pinto. Las autoridades coincidieron en el valor del abordaje multidisciplinario que desarrollarán los institutos por cuanto ayudarán a una mejor búsqueda de soluciones a problemas de la ciudad y la región.

Los institutos, en cuya gestación se ha venido trabajando “desde hace casi tres años”, como recordó Rovere, son de: Investigaciones agrobiotecnológicas; Desarrollo agroindustrial y de la salud; Tecnologías energéticas y materiales avanzados; Micología y micotoxicología; Biotecnología ambiental y salud; Ciencias de la tierra, biodiversidad y sustentabilidad ambiental; Investigaciones sociales, territoriales y educativas; y Ciencias veterinarias del centro del país.

“Es un día muy inusual”, consideró Ceccatto. “Crear ocho institutos en un solo acto no es algo de lo que tenga memoria”, agregó.

Sentado a la mesa con autoridades rectorales y decanales, el presidente de Conicet dijo que “es para celebrar que ustedes propendan a mirar problemáticas en sus distintas facetas”. Apreció la “apuesta al trabajo multidisciplinar, una modalidad poco común”, por lo cual será “una experiencia a la cual prestaremos mucha atención”.

Ceccatto sostuvo que “los problemas de la realidad tienen la maldita costumbre de no encuadrarse en la sola disciplina”, marco en el que es menester lo que se hace desde la UNRC con los institutos. En efecto, tal lo consignó el rector Rovere, los grupos de investigación están conformados por al menos dos facultades y tres departamentos, lo que estimó “beneficioso en todo sentido”.

A cuento de las facultades, el presidente de Conicet puntualizó que “la vida de los institutos de doble dependencia” como los ocho flamantes de la Universidad “transita por ellas”. Destacó que el nexo que quedó rubricado a las 9.58 del martes 28 de noviembre “beneficiará a ambas instituciones”.

Ceccatto resaltó la importancia de la perspectiva transdiciplinaria al referir a las “redes temáticas” de Conicet. Una de ellas, la de Seguridad Alimentaria, agrupa institutos de distintas disciplinas y presta servicios a organismos de control de productos tanto para el consumo interno como para la exportación.

En consonancia, el rector expresó la “gran alegría” ante lo que estimó como “una instancia de quiebre” que va a potenciar “las actividades de los grupos de trabajo que tenemos en la Universidad”. Agregó que el convenio permite “ascender un escalón para potenciar el desarrollo” y que facilitará la “generación de proyectos de mayor envergadura con otro nivel de financiamiento”, con la mira en el despliegue “socioproductivo de Río Cuarto y la región”.

Entre los presentes en la firma del convenio estuvieron el director de Relaciones Institucionales de Conicet, Antonio Ambrosini; Patricia Magnacco, directora de Convenios y Proyectos, y el director del Centro Tecnológico Conicet Córdoba, Edgardo Baldo. Fueron presentados por el secretario de Ciencia y Técnica de la UNRC, Juan Marioli, quien agradeció sus presencias e introdujo el tema a la veintena de funcionarios de ambas instituciones sentados a la mesa de la sala Pereira Pinto.

Además, Marioli –en la nota más colorida de la reunión- demostró notables reflejos para impedir que cayera al suelo una bandera que instantes previos tambaleaba.

Detalles

Mediante el convenio, Universidad y Conicet “se comprometen a realizar acciones conjuntas para el desarrollo de la investigación científica y tecnológica, las actividades de desarrollo tecnológico, la transferencia al medio social y productivo y la formación de recursos humanos necesarios para dichos fines”.

En tal contexto, UNRC y Conicet “reconocen la necesidad de establecer un marco normativo común de acuerdo a la legislación superior vigente y las normativas de ambas instituciones para el desarrollo de las actividades mencionadas”.

Lee más  PAE y Axion se fusionan y crean la mayor petrolera privada argentina

El convenio marco contempla conceptos cuyo significado especifica, por ejemplo:

Unidades ejecutoras de doble dependencia (UEDD): se denominará así a todas aquellas Unidades de Investigación que por mutuo acuerdo de las partes tengan sede en alguna dependencia de la Universidad y/o Conicet. A todos los efectos, estas unidades ejecutoras se denominarán de doble dependencia. Excepcionalmente las Partes podrán reconocer UEDD fuera de estas sedes.

Recursos humanos: personal científico-tecnológico (investigadores y personal de apoyo o equivalente incluyendo a los docentes-investigadores) vinculado legalmente a las partes, a las personas bajo el régimen de becas o pasantías y a las personas que, por convenio, realicen tareas en las dependencias de la Universidad y/o del Conicet incluyendo investigadores o becarios extranjeros.

Grupo vinculado: grupo de investigación afín a la temática de una unidad ejecutora pero no integrado con ésta, aunque con plenos derechos y responsabilidades como integrante de la misma.

Módulo de servicios: estructura dedicada a la prestación de servicios técnicos de alta complejidad para los grupos de investigación locales o de otras instituciones y/o servicios al sector socio productivo. Los Centros de Servicios podrán ser de dependencia exclusiva de Conicet o en convenio con otras instituciones incluyendo la Universidad.

Asimismo, se afirma que “aquellos aspectos y actividades compartidas no contemplados en el presente convenio deberán ser objeto de protocolos o actas complementarias, en los que se establecerán los objetivos, los recursos económicos y humanos y toda otra especificación necesaria o conveniente para el mejor logro de los correspondientes objetivos específicos”.

Las partes “asumen la responsabilidad de brindar la información necesaria en el menor plazo que su organización administrativa lo permita, de modo que cualquiera de ellas pueda verificar el efectivo cumplimiento de las obligaciones impuestas al personal, becarios o contratados y el funcionamiento de las unidades ejecutoras”.

Cabe consignar que “los directores de las UEDD deberán informar al decano de la Facultad todas las novedades que se desarrollen en éstos que afecten el despliegue de la gestión de las UEDD. Dentro de dichas novedades se encuentran el ingreso/egreso de equipamiento, la incorporación/desafectación de personal o becarios, la utilización del espacio físico de las UEDD y/o ampliaciones o modificaciones edilicias.

Queda exceptuada aquella información que se encuentre sujeta a condiciones de confidencialidad por convenio suscripto por alguna de las partes con terceros o por su posible importancia comercial”.

Satisfacción

Entrevistado por medios universitarios y de la ciudad que llegaron al campus, Ceccatto aseveró que los lazos con las casas de altos estudios se encuadran en una política de Conicet de apertura a su interior y con otras organizaciones. Adelantó que se trabaja en la elaboración de un plan estratégico del consejo “con amplia participación de toda la comunidad de Conicet” y que se acentúa la “política de asociación” con universidades y otras instituciones ligadas al quehacer científico tecnológico. Apuntó en tal sentido que “vamos a firmar un convenio con el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria)” pues se busca “una articulación profunda con diversas entidades”.

Con un prendedor dorado del Conicet la solapa izquierda de su saco, Ceccatto no lucía el cansancio que se podía suponer de alguien que cenó “a la una de la mañana”. Amablemente, respondió preguntas sobre lo que han sido las protestas de hace meses y sostuvo que “garantizamos 450 nuevas plazas para el reemplazo de jubilados”, por lo que ingresarán “alrededor de 600, 650 nuevos investigadores” a Conicet, “lo cual es razonable”.

El presidente de Conicet planteó que el Consejo, con “más de 25 mil personas”, “no debe convertirse en una institución macrocefálica”. Desde esta consideración, comentó que “no puede crecer solo Conicet”, todo el sistema de ciencia y tecnología debe hacerlo. En este plano, opinó que es “interesante” que las universidades incorporen investigadores de Conicet. “Así como Conicet suma nuevos jóvenes, es bueno que lo hagan las universidades y las otras doce entidades de investigación que existen además de Conicet”.

Lee más  Argentina empató con Venezuela y complica su clasificación a Rusia 2018

Conferencia pública

Alrededor de las 11, en el Aula Magna, el rector agradeció su presencia para la conferencia que Alejandro Ceccatto dio para un público conformado básicamente por docentes investigadores y becarios.

Junto al vicerrector de la Universidad, Jorge González; el presidente de Conicet, y el secretario de Ciencia y Técnica de la UNRC, Juan Marioli, el rector mostró su beneplácito por la constitución de los ocho institutos de investigación, consecuencia de “debate interno y discusión” de múltiples actores. Destacó el “trabajo fuerte del Consejo Superior” y el empeño puesto desde “grupos de docentes, facultades y secretarías” que llegó a la conformación de los institutos. Se remontó a tiempos en los que la Universidad “tenía participación, pero de forma aislada” y estaba “la tensión” sobre si era bueno o no ligarse a Conicet. Rovere compartió con el auditorio, también integrado por funcionarios de facultades y rectorado, que “siempre se planteaba por qué en Río Cuarto, con su importante cantidad de docentes categorizados, no se conformaba un instituto”.

Con el tiempo, “fue madurando la idea de que su conformación” era positiva y se llega hoy a los institutos de: Investigaciones agrobiotecnológicas; Desarrollo agroindustrial y de la salud; Tecnologías energéticas y materiales avanzados; Micología y micotoxicología; Biotecnología ambiental y salud; Ciencias de la tierra, biodiversidad y sustentabilidad ambiental; Investigaciones sociales, territoriales y educativas; y Ciencias veterinarias del centro del país.

Si bien adelantó lo difícil de integrar diversos modos de labor y de interacción entre investigadores consolidados y noveles, el rector sostuvo que es “fundamental lograrlo” en aras de la “resolución de problemáticas regionales”.

Alejandro Ceccatto, en tanto, dijo estar feliz en un día “venturoso y prometedor”. “Es un hecho inédito en Conicet” firmar un convenio para que, en una misma jornada, se creen “ocho unidades ejecutoras. Manifestó que semejante decisión no es “un paso aventurero” sino la derivación del debate; no creamos unidades ejecutoras por un impulso sino tras sopesar diferentes aspectos”.

El presidente del Conicet elogió la “adecuada proporción de multidisciplinariedad” de cada instituto y, si bien indicó que cuesta más que obrar desde compartimientos estancos, este modo de trabajo propicia mejores resultados en tanto se consigue “la generación de un lenguaje común”.

Con los ocho nuevos institutos de doble dependiencia, Conicet pasa “de 252 a 260 de Jujuy a Tierra del Fuego”. Esto, añadió Ceccatto, es factible merced a la “íntima relación con todo el sistema universitario”, en una “asociación estratégica y profunda”.

Sumar capacidades para construir “sinergia” es una de las improntas que procura Conicet, tal lo expresó su presidente. Lo ilustró diciendo que “hemos firmado” un acuerdo con la CONEA (Comisión Nacional de Energía Atómica) para mancomunar esfuerzos en “nanociencias y nanotecnología”, lo cual supera tiempo en los cuales ambas instituciones “se miraban con recelo”.

Esto se inscribe en la política de “hacer sinérgico al Conicet con el resto del sistema de ciencia y tecnología”. Con esta preceptiva, adelantó que “está a la firma un convenio con el INTA por el que se prevé conformar “cinco unidades ejecutoras” que también breguen por implementar soluciones a problemas que hubiere en los sistemas productivos.

Fuente: PRENSA UNRC

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...